miércoles, 9 de febrero de 2011

Los monzones

Los monzones son provocados por el hecho de que la tierra se calienta y se enfría más rápido que el agua. En Física, se diría que la tierra tiene menos capacidad calorífica que el agua. Por lo tanto, en verano, la tierra alcanza una temperatura mayor que el océano. Esto hace que el aire sobre la tierra comience a subir, provocando un área de baja presión. Como el viento sopla desde áreas de alta presión (anticiclones) hacia áreas de baja presión (ciclones o borrascas), para tratar de igualar ambas presiones, un viento intenso y continuado sopla desde el océano durante a época de calor, que en el hemisferio es de mayo a octubre. La lluvia es producida por el aire húmedo elevándose y enfriándose por ese ascenso, sobre todo cuando choca con una cadena montañosa.

Es el mismo proceso que se forma con las brisas en las costas entre el día y la noche pero a una escala gigantesca. Las brisas que van de la tierra hacia el mar se producen durante la noche, y especialmente en las madrugadas, y son bastante débiles. Cuando el sol calienta las tierras, las brisas soplan en sentido inverso, del mar a la tierra. Estas brisas son más fuertes que las nocturnas, ya que la diferencia entre las temperaturas de la tierra y del mar son más importante durante un día caluroso que durante la noche.

En otoño e invierno, como la tierra se enfría rápidamente, el océano, que tarda más en enfriarse, está a una temperatura mayor. Así, el aire se eleva en el océano, causando un área de baja presión. El viento ahora sopla desde la tierra hacia el océano. Pero como la diferencia de temperaturas es menor que durante el verano, el viento que sopla desde anticiclón a la borrasca no es tan constante.

Este fenómeno es la característica dominante de los climas de baja latitud que van desde África Occidental hasta el Océano Pacífico occidental.

Los monzones más importantes se producen en las costas meridionales asiáticas en el Océano Índico y, sobre todo, en las laderas meridionales de las cordilleras más elevadas del mundo (Himalaya y Karakorum), donde se producen lluvias muy intensas. En esta zona, la estación de lluvias, que típicamente empieza en junio, está precedida por casi dos meses de temperaturas ardientes, refrescadas solamente con el inicio de las lluvias de verano aportadas por los vientos provenientes del suroeste. El pico de la estación seca es en enero, que está marcado por vientos frescos y secos provenientes del noreste y que soplan por la mayor parte de la región.


En África Occidental el monzón nace de la diferencia de temperatura entre el aire sobre el continente africano, recalentado en verano, y el que está sobre el Océano Atlántico, más fresco y cargado en humedad. Las masas de aire húmedas son arrastradas desde el golfo de Guinea hacia el continente, en un flujo de suroeste. Éstas chocan entonces con las masas de aire calientes y secas, empujadas por el viento alisio del noreste. Se forman así en esta zona de convergencia intertropical los sistemas tempestuosos que riegan toda el África subsahariana. De junio a setiembre, este período de fuertes lluvias proporciona más de un 80% de las precipitaciones anuales en África Occidental. En los últimos 40 años se ha observado una disminución de estas lluvias monzónicas, sin que hasta el momento se haya comprendido bien esta disminución. El programa AMMA trata de encontrar respuesta a este fenómeno, que afecta muy negativamente a los 300 millones de habitantes del África subsahariana.

La temporada del monzón del norte de Australia por lo general dura de diciembre a marzo. Se asocia con la entrada de humedad de los vientos del noroeste durante la depresión monzónica, que produce nubes convectivas y precipitaciones intensas en el norte de Australia. Estos vientos cargados de humedad se originan en el Océano Índico y en las aguas del sur Asia. La temporada de lluvias al norte de Australia abarca los meses del monzón, pero puede extenderse varios meses antes o después. Las partes de la costa norte de Queensland también reciben precipitaciones significativas a lo largo de los meses más fríos. En el borde superior del Territorio del Norte se considera que la temporada de lluvias va del 1 de octubre al 30 de abril, mientras que en otras partes de Australia tropical, especialmente en Australia Occidental, los meses húmedos son a menudo sólo entre enero a marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario